¿Gestionamos correctamente nuestras habilidades blandas?

En la escuela de negocios de postgrado, las habilidades de las personas se denominan habilidades sociales o blandas y, por regla general, se considera que son inferiores a las habilidades duras que nos permiten mejorar los resultados finales y aumentar los beneficios de la empresa.

La escuela de posgrado puede proporcionar herramientas a sus estudiantes sobre habilidades interpersonales, tales como la escucha activa. Sin embargo, ¿cuántos están enseñando reflexión real, por ejemplo, reflexión sobre cómo nuestros antecedentes afectan nuestra visión del mundo y nuestras interacciones con otros en el trabajo? Este tipo de introspección es crucial cuando se trabaja con mentalidades alternativas, pero es una habilidad que rara vez se enseña.

Después de la graduación, los estudiantes de negocios recién egresados interactúan con un lugar de trabajo sobrecargado con una mentalidad de conformidad y no autenticidad. Después de un tiempo, la gente concluye que no mecer el barco y evitar cualquier expresión de frustración, es la manera de salir adelante y subir la escalera.

Nuestro deseo de resultados inmediatos en nuestra expectativa de perfección y nuestra asociación del castigo con la rendición de cuentas son parte de ese ambiente cultural inútil. Animamos a la gente a adoptar una nueva mentalidad; buscar retroalimentación y priorizar la autenticidad nos llevará a una mejor gestión.

best-workink-to-soft-skills

Los humanos no son excelentes por naturaleza. A menudo, el entorno laboral no permite a las personas admitir imperfecciones o debilidades. Para identificar áreas de oportunidad debemos buscar la respuesta «no sé». En el mundo corporativo, es muy común expresar nuestra opinión diciendo «Tenemos que hacer esto», en vez de «Déjame decirte cómo lo veo». El uso del pronombre en primera persona fomenta la autenticidad, ayuda a detectar problemas y transforma las relaciones dentro de la empresa.

El ambiente de trabajo mejora cuando la comunicación es auténtica. La gente necesita saber de dónde venimos realmente. Esta es la mejor manera de detectar cualquier problema inmediatamente y cultivar un lugar de trabajo más feliz.

Aumentar la conciencia entre nuestros compañeros y luchar por prácticas de comunicación auténticas. Interactúe regularmente con la confianza compartida, y rápidamente descubriremos cuánto impacto positivo podemos producir en muchos aspectos del negocio, incluyendo el resultado final de la compañía.

Lectura recomendada: ¿Dividir o unir para conquistar?

Leave a comment